martes, 26 de mayo de 2015

¡ABRID LAS PUERTAS!

«¡Ya está bien de ser un paraíso abierto para pocos, cerrado para muchos 

José Torres Hurtado, el peor alcalde que ha tenido Granada en 500 años, en una actitud típica de ordeno y mando, siempre contra los granadinos
Foto: La columna de Miguel Ángel Vázquez 

¡Abrid las puertas! 

Los granadinos les han quitado los galones a Torres Hurtado y a Sebastián Pérez. Al segundo lo han enviado, de presidente de la Diputación, a concejal raso, ya que resulta evidente que un pacto de izquierdas dirigirá la institución provincial; y Hurtado tendrá que pactar, lo cual significa pasar de general a sargento, y más en un caso como el que nos ocupa: alcalde prepotente, intempestivo, que ha visto enemigos en los contrarios y ha hecho de la confrontación la tinta de calamar con la que ocultar su errabunda política.
El soldado raso Sebastián Pérez lo llevará fatal, pero al menos sigue siendo presidente del PP de Granada (¿por cuánto tiempo?). Hurtado, sin embargo, no aguantará. Si un pacto con Ciudadanos lo hace alcalde, lo cual está por ver, se dará calamones contra los límites, manchará repetidamente el guion, salpicará con sus comentarios desentonados, provocando la crispación en unos y otros. No tendrá más remedio que abandonar la nave.
            Así que tanto Hurtado como Sebastián han descendido en el escalafón, y ello se lo deben no sólo a la tendencia nacional de pérdida de votos del PP, sino a las acciones del primero. Sebastián Pérez ha sido un buen presidente de la Diputación, ha tomado decisiones acertadas, se nota que ama la provincia… pero ha sido hundido por los despropósitos de Hurtado. Por eso la oposición debería imponerle una medalla de honor a la concejal de Movilidad, señora Telesfora Ruiz, ya que, con su nefasta actuación en la LAC y temas colaterales, ha contribuido como nadie a la sangría de votos del PP. Ha sido la mejor vocera, a su pesar, de la campaña del PSOE, aunque lamentablemente éste no la ha tenido propio y, en las actuales circunstancias, mantener simplemente los concejales que ya tenía implica un lamentable estancamiento. Mientras Telesfora Ruiz le ha hecho la campaña al PSOE y al resto de partidos, Paco Cuenca, con su levedad de ser y falta de carisma, se la ha hecho al PP, y no me cabe duda de que, si hubiera habido otro candidato, el PSOE habría ganado estas elecciones. Así que los dos principales partidos se han metido goles en su propia portería.
            En cualquier caso, es el fin de la época Hurtado. Granada ya no podrá ser gobernada igual: con desprecio hacia los granadinos, colmándolos de multas, arrasando servicios fundamentales, haciendo leyes de arbitrariedades, oponiéndose al progreso, cortocircuitando las instituciones que no estaban en manos del PP… Se ha acabado una larga Edad Media. Se han acabado el oscurantismo, la prepotencia, el desdén, la vanidad. Torres Hurtado hace aguas.
            La ciudad tiene que despertar al presente, solapado y abducido, retomar la modernidad, el tiempo dilapidado que la ha conducido de ser la capital de Andalucía oriental a una triste ciudad de provincias más, de pensamiento corto, de actuación ensimismada, de mirada ranciamente local. Ahora  la llave está en Ciudadanos, que no debe pactar sino con una idea universal de Granada que le dé la puntilla al granadinismo, esa grasa que lo hace encoger todo. Es tiempo de destrozar límites, de mirar lejos, de abrir las puertas para que circulen las diáfanas aguas de la actualidad. Es tiempo de abrir la cancela mohosa que personifica el propio Torres Hurtado. ¡Ya está bien de ser un paraíso abierto para pocos, cerrado para muchos!

GREGORIO MORALES VILLENA
Diario IDEAL, martes, 26 de mayo, 2015